martes, 10 de enero de 2012

Aquí voy a construir una maternidad, donde los pobres puedan tener Cuna, Leche, Medicina y Ternura!!!.

Evangelina Rodríguez Perozo

Su nacimiento se produjo en Higuey el día 10 de noviembre de 1879.
La isla donde le tocó nacer se encontraba literalmente secuestrada por individuos en su mayoría de origen campesino, y acentuada cultura machista.


El ruedo político ocupado por bandos denominados bolos y coludos, haciendo alusión a una de las actividades más importante de la época, las peleas de gallo.

Realizò una hermosa labor como maestra en San Pedro de Macorís, donde viviò casi toda su vida hasta su partida a Francia.
Para 1911 se había graduado, siendo la primera mujer en obtener el título de licenciada en Medicina.

Publicó en 1915 su primera obra sociológica literaria titulada Grano de Polen, en la que trabajó la importancia de la educación materna, motivando el uso de la leche en la primera infancia.
Fue pionera en proponer el uso de preservativos para la población marginada y con ella avanzar hacía la planificación familiar.

El 8 de diciembre de 1926 fundò la Casa de Maternidad en un barrio popular de San Pedro de Macorís, Villa Providencia.
Abogò por la creación del Día del Niño, el Desayuno Escolar, Zapato Escolar y la Gota de Leche.

Por su iniciativa se imparte por primera vez educación sexual a jóvenes de séptimo y octavo grado.
Pionera en la creación del Dispensario Antivenéreo donde atendía gratuitamente a hombres y prostitutas.

Ayudó a cuidar leprosos y tuberculosos.
Es la primera en dictar charlas sobre control de la natalidad y planificación.


Formó parte activa del movimiento feminista dominicano, al lado de mujeres memorables como Petronila Angélica Gómez, Delia Weber, Consuelo Montalvo Eva Rodríguez, Isabel Pellerano y otras, de igual valía.
!!! Se hizo médica antes de que las mujeres tuvieran derecho a votar!!!.
Mujer incomprendida, asolada por sus coterráneos y olvidada por todos!!!.


Fue demasiado para el medio en que se desenvolvía. Defendía sus ideas con ardorosa pasión, hablaba mucho. Se conmovía con sus propias palabras.
Tenía la virtud de creer en lo que decía y no escondía sus pensamientos ni sus emociones siendo perseguida por negarse a posponer sus principios y adular a Trujillo. Excluida de participar en congresos y eventos científicos. 

Menospreciada por sus orígenes, color, credo y práctica social, su vida trascurrió en tiempos de la ocupación militar norteamericana y la tiranía trujillista.

Factores sociales adversos la llevaron a las tinieblas de la sin razón,
falleciendo un día como hoy, 11 de enero de 1947.



!!!Matices de la Historia rinde un humilde homenaje pretendiendo que sus lectores no la olviden!!!.

1 comentario:

Gringilda CORDERO BAEZ dijo...

Wow! En su encomiable labor nos dejó ejemplo de amar. Lo que importa es que el ser humano reciba ternura desde el primer día, y con esa ternura se lucha por lo demás.